Categorías

Asomados a la Ribeira Sacra II

Amara Castro Cid
Fotografía: Pío García

Ribeira Sacra

Cierro los ojos y pienso en todo lo que nos espera hoy: paisaje, descanso, gastronomía, aventura, recogimiento, naturaleza, cultura,… Parece imposible que un mismo lugar pueda reunirlo todo pero es que estamos en la Ribeira Sacra, preparados para comprobar que los días perfectos existen. Hoy, un día como otro cualquiera, ha amanecido nublado en la ciudad pero según nos hemos ido acercando a Sober, se han ido disipando las nubes y, con ellas, se han esfumado también nuestras dudas sobre si podremos disfrutar de las sobrecogedoras vistas sobre el Sil. El sol acompañará las sensaciones que viviremos paseando por lugares que nos llenan de energía.

Santa Maria de Proendos

Nuestro día cualquiera convertido en un día perfecto, empieza con la visita a la Iglesia de Santa Maria de Proendos. Nos recibe un camino delimitado por un muro que hace que la vista se deslice sobre el granito reverdecido de musgo. En cada una de las piedras se van dibujando mapas de tesoros que quizás haya ocultado algún peregrino perdido. La verja oxidada entreabierta da paso a una alfombra verde que nos conduce hacia el recogimiento de lo sagrado y el camposanto, al fondo, nos recuerda lo efímero de este momento. Tendríamos que remontarnos hasta el siglo XII para asistir a la primera misa en latín que se habrá oficiado en esta iglesia de origen románico. Con el inexorable paso del tiempo, este templo ha ido sufriendo modificaciones llegando, incluso, a ejercer funciones educativas pues acogió una escuela pública allá por el siglo XVIII.

Nuestra Señora de Bolmente

Continuamos la ruta que hemos seleccionado para hoy en una de nuestras iglesias preferidas de esta zona, la de Nuestra Señora de Bolmente. A pesar de su reconstrucción en el siglo XVIII, se conservan aún restos de la construcción primitiva que apuntan inequívocamente hacia el románico. Lo que más nos llama la atención es su peculiar espadaña, cuya silueta se recorta sobre el cielo proyectando luces y sombras a través de sus vanos. Las campanas están ahora en silencio pero podemos imaginarnos el orgullo con el que harán su llamada en medio de este entorno tan privilegiado.

Mirador de Boqueiriño

Como si de un campo imantado se tratase, el río nos atrae y nos vamos dejando llevar poco a poco hasta el mirador de Boqueiriño, también llamado de Cotarro II, donde el vértigo nos invade al pensar que estamos asomados a más de quinientos metros sobre el nivel del agua. Por la espalda nos llega la banda sonora del bosque, que pasa de largo y desciende hacia el cauce del río arrastrando con ella, ladera abajo, algún guijarro para hacerle los coros al sonido del Sil. Fluyendo en su camino al encuentro con el Miño, el río se impone, lo domina todo, lo es todo. A pesar de la fuerza y el poderío que representa, hoy se nos muestra manso, plácido, perseverante, inagotable, generoso y acogedor. Atrapados por su hechizo, continuamos nuestro camino dejándolo a un lado, siempre presente, como queriendo acompañarnos.

Mirador de Santiorxo

Nos dirigimos al mirador de Santiorxo. Al estar situado en el vértice de un meandro, la vista se extiende tanto a izquierda como a derecha abarcando dos amplios tramos del Sil. El río es nuestro anfitrión ahora y desde aquí nos enseña con orgullo todos los rincones de su casa. Nos invita a pasar y accedemos encantados, ¡¿cómo no?! Allá vamos. Nos espera una tarde de paseo en kayak. ¿Envidia? Bueno,… ¿quién sabe?, quizás la próxima vez te encontremos también a ti por aquí. La vida no es más que una suma de días, al igual que una línea no es más que una sucesión de puntos, y hoy hemos sumado a nuestra línea de la vida un día de bienestar pleno, nos hemos llenado de sol y risas, nos hemos empapado de paz y hemos recorrido caminos de ilusiones. Si también quieres convertir un día normal en un día perfecto, ya sabes, todo esto y mucho más, te espera en la Ribeira Sacra.

Kayak-Doade-Sober-Lugo

Deja tu Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>