Categorías

Calma y tempestad en A Costa da Morte

Recorremos la Ruta del Litoral de Camelle a Camariñas

Tamara Novoa Alonso
Fotografía: Pío García

Cabo Vilán – Camariñas

El mar ruge con fuerza, las olas baten incansablemente contra las rocas, los remolinos que se forman bien explican el nombre que recibe esta zona. Sin embargo, más allá del sonido del mar no percibimos nada, solo calma. Estamos en la Costa da Morte, que comprende la parte del litoral coruñés que se extiende desde el cabo de Fisterra hasta Malpica. Su nombre lo recibe de los numerosos naufragios de los que su mar ha sido testigo.
Pero el punto de origen de la Costa da Morte es Camariñas, ya que ha sido en las inmediaciones de este puerto pesquero donde se han producido la mayoría de los accidentes marítimos. El más conocido es el del buque escuela inglés HMS Serpent, en 1890, que se cobró la vida de 172 de sus 175 tripulantes.
Hoy vamos a recorrer esta parte de la costa gallega. Lo haremos siguiendo la Ruta del Litoral, veintitrés kilómetros por un sendero en el que en ningún momento perderemos de vista el mar y que nos conducirá desde Camelle al centro de Camariñas.

Cementerio de los Ingleses

Cementerio de los ingleses – Camariñas

Playa Lobeiras

Playa Lobeiras – Camariñas

Si bien lo que más atrae a los visitantes son los paisajes agrestes, la fiereza del mar, los acantilados y las playas vírgenes, las numerosas historias que se esconden tras este pedazo de tierra lo hacen todavía más atractivo. En Camelle desembarcó Man, un curioso alemán que se instaló a orillas del mar. Allí creaba peculiares obras de arte naturales, todas relacionadas con el universo marino. Hoy en día todavía se pueden diferenciar algunos restos de su trabajo, aunque han sido fuertemente azotados por los temporales de los últimos años. Parte de sus piezas se han trasladado al museo de Camelle donde podemos visitarlas. Si continuamos nuestra ruta en dirección sur, bordeando la costa sinuosa, nos iremos adentrando en un entorno natural inigualable. Caminaremos bajo pinares y preciosas calas protegidas por dunas. Monte Branco es la reina de las dunas; con una altura de 158 metros, presume de ser la más alta de Europa, un espectáculo para la vista. Aquí al lado encontraremos un mirador desde el que tenemos una panorámica inmejorable del Areal do Trece, una de las playas más espectaculares de la zona por el estado salvaje en el que se encuentra.

O Areal do Trece

Areal do Trece – Camariñas

Playa Pedrosa

Playa de A Pedrosa – Camariñas

Nuestra siguiente parada hace referencia a los acontecimientos históricos que, como dijimos antes, están íntimamente ligados a los numerosos naufragios que se sucedieron. El Cementerio de los Ingleses se levantó para enterrar a las víctimas del Serpent, aunque se ha utilizado posteriormente para enterrar a otros náufragos. Desde aquí y hasta nuestra siguiente parada en Cabo Vilán iremos encontrando a nuestro paso llamativas piedras que la erosión del aire y el mar han ido perfilando con formas de lo más enigmáticas. Algunas incluso tienen nombre: Pedra do Oso, Pedra dos Enamorados, Dinosaurio do Petón da Atalaia.

Playa Balea

Playa Balea – Camariñas

Antes de llegar al faro pasaremos al lado de la Praia da Balea y recorreremos el Foso do Lobo, una construcción tradicional que servía para cazar lobos en la época medieval. Según vamos avanzando por el sendero vemos como la silueta de Faro Vilán se va haciendo más nítida. Este es uno de los puntos más hermosos del recorrido. Se trata del primer faro eléctrico de España. Su construcción fue urgente y necesaria, pues la potencia de luz del faro anterior no era suficiente para evitar los naufragios. El faro está conectado a través de túneles con la otra parte del edificio, que se dedica a centro de interpretación de los naufragios y acoge también una oficina de turismo. Frente al cabo Vilán observamos un islote conocido como Vilán de Fóra, importante por las aves que allí anidan.

O Foso do Lobo

Foso de lobos – Camariñas

Cabo Vilán

Cabo Vilán – Camariñas

Desde la playa de la Pedrosa, que recibe el nombre del paisaje pedregoso que la rodea, podemos distinguir la Furna dos Infernos, una cueva que se formó por la acción del mar en el lado frontal del cabo Vilán.

Playa Area Longa

Playa Area Longa – Camariñas

Antes de llegar a Camariñas vemos que en lo alto de una colina se erige vigilante la ermita de la Virxe do Monte. Si ascendemos por el camino que nos conduce hasta esa capilla podremos disfrutar de unas vistas espectaculares de todos los espacios que hemos recorrido, pero además nos muestra lo que nos queda por delante: Camariñas, Muxía y otros tantos escondites en los que evadirnos del mundo exterior y escuchar solamente el murmullo del mar.

Virxe do Monte

Capilla Virxe do Monte – Camariñas