Categorías

Santa Tegra de Abeleda se encuentra en plena Ribeira Sacra, en un paisaje de frondosos bosques inclinados sobre el río, viñedos y pequeñas joyas arquitectónicas. Allí se celebra cada agosto la Festa da Luz, en la que sigue viva una tradición muy especial: la Danza das Cocas.

Aunque su actual construcción data del siglo XVIII, los canzorros románicos en forma de animales o monstruos y los escudos de los Señores de Lemos situados en un lateral hacen referencia a una construcción muy anterior. En el interior podemos encontrar restos de policromado.

Este mirador ofrece unas espectaculares vistas del último tramo del río Sil, antes de unirse al río Miño y permite contemplar los majestuosos Cañones del Sil, y los empinados viñedos. Al llegar al pequeño aparcamiento, merece la pena caminar durante unos 5 minutos para obtener las mejores vistas.