Categorías

Colegiata de Xunqueira de Ambía

 Xunqueira de Ambia y su excepcional conjunto monacal

Marta Loren Alonso
Fotografía: Pío García

Xunqueira de Ambía

Un pequeño municipio ourensano a orillas del río Arnoia nace, crece y desarrolla su vida en torno a su excepcional monasterio: un lugar de importante valor histórico y artístico, de gran belleza arquitectónica.

Xunqueira de Ambía
Xunqueira de Ambía

El municipio de Xunqueira de Ambía está ubicado en el centro de la provincia de Ourense, a escasos venticinco kilómetros de la capital. Pertenece a la comarca de Allariz, a orillas del río Arnoia, y su historia gira en torno a su monasterio. Un lugar que no podemos dejar de visitar si nos encontramos de visita en la provincia.

Xunqueira de Ambía
Xunqueira de Ambía

El convento fue fundado hacia el año 955 por los señores de estas tierras, don Gonzalo Froila y su mujer Ilduara. Se le atribuye un origen legendario anterior relacionado con una antigua tradición que asegura que en el siglo IV apareció una imagen de la virgen en una zona de laguna denominada xunqueira, zona de juncos (de ahí su topónimo actual), donde se construyó una pequeña ermita en su honor. Por tradición popular, a esta ermita se le considera el origen del posterior monasterio.

Xunqueira de Ambía
Xunqueira de Ambía

Su etapa de mayor esplendor se desarrolla a partir del año 1150, cuando por privilegio real el monarca Alfonso VII lo dona a la colegiata de Santa María do Sar, en Santiago, y entrega el cenobio y sus tierras a los canónigos regulares de la orden de San Agustín. Estos impulsaron la construcción de una nueva iglesia, inaugurada y consagrada el 2 de junio de 1164 por el rey Fernando II y el obispo de Ourense.

Xunqueira de Ambía
Xunqueira de Ambía

A partir de ahí, el conjunto monacal vivió su etapa de mayores reformas, en parte gracias al esplendor y la riqueza que acumularon con las abundantes rentas que percibían. Los priores Alonso de Piña y Martín de Córdoba pasaron a la historia del monasterio por su ambicioso proyecto de constructivo y reformista, y por dotar al monumento de la estructura renacentista que apreciamos hoy en día. En esta época se construyó el claustro, se levantó la casa prioral y el famoso hospital de peregrinos, pues el municipio se encuentra ubicado dentro de la denominada ruta de la Plata del camino de Santiago y era zona de paso frecuente para peregrinos en dirección a Compostela. También se dotó a la iglesia de un espectacular retablo renacentista y un órgano. Se puede considerar también a Alonso de Piña como el fundador de la villa, ya que a raíz de una autorización suya se permitió el poblamiento y establecimiento de viviendas en la zona donde antes solo existía la iglesia y donde solo vivían el prior y los canónigos. Finalmente, el rey Felipe II, en 1602, ordenó la anexión del priorato a la diócesis de Valladolid, que se convirtió así en dueña y señora de las tierras de Xunqueira. Tras la desamortización de Mendizábal en 1837, la colegiata se estableció como iglesia parroquial, perteneciente a la diócesis ourensana.

Xunqueira de Ambía

La iglesia del conjunto monacal presenta una imponente fachada enmarcada por dos contrafuertes que se corresponden con las tres naves interiores. El cuerpo inferior acoge la portada, definida con tres arquivoltas apoyadas en sendas columnas esbeltas con capiteles decorados con motivos vegetales. El tímpano, sin decoración, presenta una inscripción en latín y las mochetas que los sostienen tienen una curiosa forma de cabeza de animal. En el cuerpo superior se abre un gran óculo en la parte central, punto de luz al interior. En el lado izquierdo de la fachada se erige la torre, inicialmente románica pero reconstruida en el barroco. La cabecera se presenta tripartita al exterior, con tres ábsides escalonados y de planta semicircular, la central con tres ventanales y columnas adosadas y los laterales con uno. Cuando la contemplamos nos maravilla por su perfección constructiva, su elegancia y una cuidadísima factura a la hora de cortar y ajustar cada uno de los sillares pétreos que la componen.

Xunqueira de Ambía
Xunqueira de Ambía

Su imponente claustro, de estilo renacentista, lo forman arcos de medio punto y calados decorativos que lo hacen visualmente muy hermoso.
En el interior, la iglesia posee planta de cruz latina, con sus tres naves separadas por arcos ojivales apoyados en pilares cuadrados con semicolumnas adosadas. Sus capiteles llaman nuestra atención por su abundante decoración. Un falso triforio de arquerías soporta la techumbre. Hay que destacar su excepcional retablo renacentista con relieves de temática mariana, pero sobre todo, un elemento muy especial: el órgano. Un espectacular instrumento del siglo XVIII creado por Manuel González Maldonado, al que precedieron otros dos. Debido a la excepcional acústica del templo, suena pocas veces al año, pero quién ha tenido el privilegio dice que es imposible no sucumbir a su maravillosos sonido.
Una visita muy recomendable y atractiva, un lugar en el que empaparnos de la historia de Galicia y recrearnos con el arte de sus rincones. Merece la pena hacer una parada y disfrutar de esta belleza arquitectónica.

Xunqueira de Ambía