Categorías

Baixo Miño turismo

Rio Miño

Al oeste, el océano Atlántico y al sur, el río más famoso de Galicia, que le da nombre a esta tierra situada en la parte baja de la provincia de Pontevedra. Así de bien, se encuentra enmarcada la comarca del Baixo Miño, caracterizada por paisajes espectaculares, que se pueden avistar desde el conocido Monte de Santa Tecla, una recomendación difícil de ignorar por las maravillas que encierra. Estas tierras fronterizas por las que discurre el Miño en sus últimos metros son también conocidas como “el jardín botánico de Galicia”. Por una parte, por sus peculiaridades climáticas, y por otra, por la fertilidad de sus suelos. Tomiño, O Rosal, A Guarda y Tui. Todas ellas son regiones fronterizas que guardan en su lado sur grandes murallas defensivas, recuerdo de las antiguas batallas entre gallegos y portugueses, que hoy en día no tienen ninguna función, ya que el paso de un país a otro se realiza con normalidad cada día.

Tui

Y es que no podemos negar que además de las murallas, esta zona cuenta con un interesante patrimonio cultural, en el que destacan el Conjunto Histórico-Artístico Ciudad de Tui, el Monasterio de Santa María de Oia, el Ecoparque Arqueológico Monte Tetón y los Molinos del Folón y del Picón. La región es conocida también por sus playas, por el Miño y su desembocadura, el ya mencionado monte Santa Tecla y el Parque Natural Monte Aloia, en Tui, donde pueden practicarse deportes y actividades como senderismo, rutas a pie, a caballo, kayak, rafting y pesca deportiva. Siendo las dos actividades de mayor renombre el Descenso Internacional del Miño y el Camino portugués del Camino de Santiago.

Playa do Muiño – A Guarda

Por si todo esto no fuese suficiente para considerarlo un destino atractivo, el Baixo Miño resulta ser un conjunto muy completo en posibilidades de ocio. De gran tradición pesquera, ofrece una rica gastronomía y buenos vinos Albariños con Denominación de Origen Rías Baixas, que invitan al enoturismo. La perfecta combinación para el plato más típico de la comarca, la lamprea.

Balneario de Caldelas
Hotel El Molino
Pazo de Valdomiño

Balneario de Caldelas

Desde finales del siglo XIX, nuestros trabajo ha ido encaminado a solventar problemas respiratorios, dermatológicos y de aparato locomotor. Nuestra filosofía ha sido siempre combinar la calidad y los beneficios de nuestras aguas para cubrir  las necesidades terapéuticas de cada cliente. Nuestro Balneario consta de dos instalaciones separadas por 100m. El edificio  principal comunicado interiormente con el hotel,  es donde se realizan todos los tratamientos de baños y parte de los tratamientos respiratorios.

Hotel El Molino

A Guarda es uno de los destinos turísticos por excelencia de Galicia porque lo tiene todo: el encanto de una villa marinera, el paisaje salvaje del río Miño en su desembocadura —donde forma uno de los humedales más importantes de la Península—, su proximidad a Portugal y un monte que puede considerarse la cuna de la cultura celta, con su imponente castro de Santa Trega dominando todo este paisaje. Es en este entorno donde se encuentra El Molino, un complejo hotelero formado por el Hotel El Molino y el Hotel Novo Muiño, situados la desembocadura del Miño, uno a pie de playa y otro a 200 metros en un pinar con zonas de paseo.

Pazo de Valdomiño

La destilería Pazo de Valdomiño se ha convertido en todo un referente en cuanto a elaboración y distinción de aguardientes y licores tradicionales de Galicia se refiere. Cuidada materia prima, calidad y diseño se fusionan para dar vida a productos y gamas que, por sus características únicas, nunca pasan desapercibidas ante el gusto y la vista de los amantes de los destilados tradicionales. Ubicada en el valle de O Rosal, en la desembocadura del río Miño, reconocido por su microclima ideal para la actividad vitivinícola, nuestra destilería destaca por la obtención de licores a partir de bagazo de uva Albariño y otras variedades.

Hotel San Benito - A Guarda

Hotel San Benito

Este Monasterio, cuyo origen está vinculado al de Antealtares (de la misma orden benedictina) en Santiago, aparece unido a la familia de los hermanos Ozores de Sotomayor hijos de Vasco Ozores Señor del pazo y tierras de Teanes y de Ana Paez de Sotomayor. En el año 1558 los hermanos Alvaro, García, María e Isabel Ozores de Sotomayor, decidieron fundar en la villa de A Guarda, un monasterio de monjas, sometidas a la Regla de San Benito, patrón de Occidente. En donde pudieran vivir en comunidad los miembros de la Familia con vocación y cuantas Señoras y jóvenes desearan entregarse al retiro, bajo la disciplina y observancia de la vida religiosa.

Ruta de A Guarda a Nigrán

Esta es una historia de aventuras, de conquistas y reconquistas, de piratas feroces y monjes guerreros, del descubrimiento de América y un mar que se deja querer. Comenzamos en A Guarda, un apacible pueblo pesquero con vistas al Atlántico. Aquí es donde el río Miño se une al océano con el propósito de regalarnos un paisaje inolvidable. Además de conocer un poco más acerca de su pasado luso, visitamos el castro de Santa Trega, un lugar muy bien conservado que nos transporta a los siglos I y II antes de Cristo.

El Camino de Santiago Portugués: de Tui a Redondela

Procedente de Valença, el camino de Santiago portugués entra en Galicia por Tui. Si antiguamente el paso desde la ciudad portuguesa se hacía en barca hasta el puerto de O Penedo, en 1884 se construye un puente para el ferrocarril y el tráfico rodado. Años más tarde, los accesos han ido mejorando con un puente nuevo y los enlaces con autopistas y autovías. Tui es una ciudad medieval que fue una de las siete capitales del antiguo Reino de Galicia.

Monte Aloia - Tui
Rías Baixas
mirabel

Monte Aloia, el poder de la transformación

—Abuelo, no has cerrado el coche.
—Estamos en Galicia. Esto es el monte Aloia, Sebas, no tu peligrosa ciudad.
—La ciudad no es peligrosa —observó Sebastián mientras seguía a su abuelo a desgana por el camino terroso. Hacía una brisa agradable, que casi consiguió que se alegrara de haber accedido a acompañar a su abuelo al monte.

Cómo envolver las Rías Baixas en papel de regalo

En el paraíso, también conocido como Rías Baixas, tenemos los mismos problemas que el resto de los humanos. Miedito cuando se aproxima el cumpleaños de tu padre. «¿Qué demonios le regalo?». Sí, ya lo sé, lo que cuenta es la intención. Pero enfréntate tú a mi padre cuando intenta sonreír y te suelta un «Qué bonito, hija» mientras piensa cuánto le darán por esa cosa en Wallapop.

El mirabel es solo uno de los tesoros del Baixo Miño

El dorado se adueña de las copas de los árboles a mediados de julio en el Baixo Miño. Son los mirabeles, un fruto sabroso del color del oro que solo se puede degustar durante apenas una quincena. Es una fruta que está emparentada con la ciruela pero de un sabor mucho más dulce. Originaria de las regiones fronterizas entre Alemania y Francia.

Albariño
Fortaleza de Salvaterra
Tui

Albariño el ‘príncipe’ de los vinos según Cunqueiro

El vino albariño es sin duda uno de los cromosomas del ADN gallego. Ideal para acompañar al exquisito marisco y pescado de las rías, este caldo ha conseguido hacerse poco a poco un hueco en el mercado internacional. la uva albariña se cultiva en la denominación de origen Rías Baixas que en la actualidad se divide en cinco subzonas que se extienden todas ellas por el sur de Galicia: Val do Salnés, Condado do Tea, O Rosal, Soutomaior y Ribeira do Ulla.

Una frontera fortificada

La relación entre Galicia y Portugal ha estado marcada por grandes periodos de unión pero también por enfrentamientos, incursiones y batallas. El año 1093 es una fecha clave en la historia de ambas naciones hasta entonces unidas. El Rei Afonso decidió dividir el territorio dejando a cargo de su hija Urraca la parte de Galicia y de su hija Tareixa el dominio sobre el norte de Portugal. Los enfrentamientos empiezan en este momento y se agravarían en el siglo XVII, cuando los reinos de España lanzan una fuerte ofensiva para perpetrar su hegemonía sobre Galicia y frenar los ataques portugueses.

Tui, la vigía del Sur

En la frontera con Portugal sobre una pequeña atalaya se erige Tui. Una ciudad que tuvo su época de mayor esplendor en la Edad Media pero que ya había sido habitada por los griegos. Bañado por el río Miño, este municipio se caracteriza por el puente de hierro, las calles empinadas de su casco antiguo y sus construcciones fortificadas. El hecho de elevarse sobre un promontorio la convertía en un punto estratégico para vigilar a los portugueses en las múltiples luchas que se libraron entre Galicia y Portugal.