Categorías

Miliarios de Riocaldo – Lobios

Miliario-Riocaldo

Miliarios pertenecientes a la Vía Nova, que marcaban una distancia de mil pasos. la Vía Nova comenzó a construirse en el siglo I d.C., en época de Domiciano y su hijo Tito, por el legado de la provincia C. Calpetanus Rantius Quirinalis Velerius Festus. Enlazaba, a lo largo de 218 millas, a Bracara Augusta, capital del Conventus Bracarensis, en la provincia de la Lusitania, con Asturica Augusta, capital del Conventus Asturum en la provincia de la Tarraconense (en Bergido enlazaba con las vías XIX y XX a Asturica Augusta). Su construcción responde a motivos netamente comerciales y administrativos, a diferencia de otras vías construidas por motivos estratégicos y de control militar, ya que ponía en comunicación a la explotación aurífera de Las Médulas con los dos núcleos con mayor peso social en la región. Su trazado se puede establecer por la correspondencia entre los textos de los miliarios y el llamado “Itinerario de Antonino”, redactado a fines del siglo III d.C., que describe el trazado de las vías del Imperio. Éste incluye una relación de vías con la lista de sus paradas intermedias, ubicadas estratégicamente en determinados puntos de paso obligado, próximas a los principales cursos fluviales de caudal permanente o en los puertos de montaña de cierta importancia, y las distancias entre ellas.

Logo-1


Ver Miliarios de Riocaldo en un mapa más grande