Categorías

Monasterio de Armenteira, un lugar donde perderse

Fotografía: Pío García

Monasterio de Armenteira

En las laderas del monte Castrove, en el ayuntamiento de Meis, en Pontevedra, se alza el majestuoso monasterio de Armenteira, un gran edificio de piedra de gran belleza y de una sobresaliente calidad arquitectónica, una visita obligada para todo el que desee perderse por los lugares y rincones que ofrece Galicia al turismo.

Monasterio de Armenteira

Situado en pleno valle, data del siglo XII, cuando fue fundado por el abad Ero. Actualmente, Armenteira se encuentra habitado por una comunidad de monjas cistercienses, que continúan con su vida monástica en plena naturaleza. Según la leyenda, Ero fundó este monasterio dedicado a la Virgen María con la finalidad de tener un espacio donde dedicarse a la oración y a la penitencia. En uno de sus muchos paseos por el precioso entorno natural, el abad quedó prendado por el canto de un pajarillo silvestre. Tanto que, cuando volvió a tener conciencia y regresó al monasterio, lo encontró lleno de monjes y mucho más reformado que cuando lo vio por última vez. Hoy en día, uno sigue teniendo la misma sensación de paz que, en su día, sintió Ero, que se quedó dormido y despertó trescientos años después.

Monasterio de Armenteira
Monasterio de Armenteira
Monasterio de Armenteira
Monasterio de Armenteira

Del monasterio inicial nos queda la iglesia, sencilla y bella al mismo tiempo. Sin lugar a dudas, lo más llamativo es su cúpula de influencia mudéjar, que la convierte en única en toda Galicia. La nave central termina en un gran rosetón de calados geométricos florados, que proporciona un precioso juego de luces y sombras en el interior del edificio. Destaca, además, su portada románica con arquivoltas. A pesar de la austeridad en la construcción del edificio, que simboliza la humildad del monje Ero y de los demás clérigos, el monasterio de Armenteira es considerado uno de los grandes monumentos de Pontevedra gracias a sus tesoros arquitectónicos.

Monasterio de Armenteira
Monasterio de Armenteira

Tan importante es lo que puedes visitar en su interior como en el exterior. El envidiable paraje que rodea a este monasterio hace que sea más acogedor y bello, si cabe. En sus aproximaciones discurre el río Armenteira y, además, es una bonita zona para disfrutar de las numerosas rutas de senderismo disponibles para los amantes de la naturaleza.

Rio Armenteira
Rio Armenteira

Otro de los reclamos para acudir hasta este bello paraje gallego son los muchos restos celtas que pueden contemplarse a lo largo y ancho del monte Castrove. Contemplar de cerca los dólmenes de la etapa neolítica, como el de Casiña da Moura, o los petroglifos de la Edad de Bronce harán más agradable y gratificante tu paseo por este maravilloso entorno natural.

Foto panorámica mueve el cursor sobre ella.


Ver Armenteira en un mapa más grande