Categorías

O Piornedo – Lugo

Historia pura entre los muros de piedra de las Pallozas de O Piornedo.

 

Fotografía: Pío García

O Piornedo - Lugo

Es muy probable que, cuando nos decidamos a realizar turismo por Galicia, nos sorprendamos de los numerosos puntos de interés que esta comunidad ofrece. Uno de estos puntos, que sorprenden gratamente al viajero, son las pallozas de O Piornedo, en la provincia de Lugo, de cuya capital dista unos 56 kilómetros. O Piornedo se sitúa en el espectacular paisaje de Os Ancares, a unos 1.200 metros de altitud, en una zona montañosa y aislada donde el tiempo parece transcurrir a un ritmo diferente, mucho más pausado, mucho más profundo. Valles, aldeas en las laderas y bosques de robles hacen del lugar un destino mágico que no todos conocen.

O Piornedo - Lugo

Tras circular por carreteras secundarias llenas de encanto, prácticamente en el corazón de Os Ancares, se encuentra O Piornedo, una población que es historia pura a través de sus muros, sobre todo de los muros de las pallozas. Consideradas ya un símbolo de Galicia, las pallozas están clasificadas como «familiares» cercanas de los castros celtas y de origen prerromano. Las pallozas de O Piornedo cumplían la doble función de vivienda y cuadra. Es decir, en un mismo espacio cohabitaban el hombre y los animales. De planta ovalada o circular, sus muros son de piedra y no tienen en su estructura ninguna ventana, balcones o huecos de entrada, exceptuando la puerta de acceso. En el interior, los tabiques son de madera y sustentan, junto al mástil central, el techo de paja de centeno.

O Piornedo - Lugo
O Piornedo - Lugo

Todo en O Piornedo parece estar suspendido en otra época, en una atmósfera rural donde, desde luego, no tuvo que ser fácil habitar: inviernos crudos y comunicaciones complicadas han resguardado esta población de los avances tecnológicos y la masificación turística. Las nuevas construcciones han respetado la fisonomía de las pallozas y, de hecho, muchas de ellas simulan la techumbre de paja, lo que dota de más autenticidad al pueblo. Tanta belleza arquitectónica y paisajística hizo que en 1971 O Piornedo fuera reconocido como paisaje pintoresco y, ya en la década de los noventa, las pallozas fueron declaradas Bien de Interés Cultural. Del total de estas construcciones se conservan en pie unas veintisiete, de las cuales doce servían como viviendas que, aunque hoy día se encuentran deshabitadas, en la década de 1970 todavía hospedaban familias. El resto se destinan a guardar paja o ganado, tres en total, y otras doce son bellos hórreos ornamentados.

O Piornedo - Lugo

Lamentablemente, estar protegidas a veces puede suponer un inconveniente, ya que, desde la crisis de 2008, las subvenciones para su conservación se hacen esperar, conservación necesaria para mantener los hermosos tejados de paja y que la humedad no se extienda a la madera del interior. De lo que sí podemos disfrutar, con o sin subvención, es del hermoso paisaje de la Sierra de Os Ancares, punto de encuentro entre el mundo mediterráneo y el atlántico y frontera con las comunidades de Castilla y León y el Principado de Asturias. Comprende una superficie de unas cincuenta mil hectáreas, con cumbres que alcanzan los 2.000 metros de altitud y una infinidad de senderos que cruzan los profundos valles de la zona. La sierra de Os Ancares se cubre en invierno de nieve que, con el deshielo primaveral, se convierte en riachuelos y pequeñas cascadas.

O Piornedo - Lugo
O Piornedo - Lugo

Antaño última morada de los osos en Galicia, actualmente podemos divisar en nuestro paseo por la sierra de Os Ancares ciervos, jabalíes, conejos, zorros y ardillas. Todos ellos habitantes que aportan aún más valor a la recóndita sierra y al tesoro que guarda en su interior, las pallozas de O Piornedo.

Rio Navia - Cervantes


Ver O Piornedo en un mapa más grande