Categorías

Puente Romano – Ourense

 

puente-romanoEl Puente Romano antaño quedaba a las afueras y era lugar de paso de viajeros, mercaderes y peregrinos, además, era lugar frecuentado por maleantes. El puente es romano en sus orígenes, pero su construcción ha tenido muchas modificaciones y arreglos debido a los posibles problemas constructivos iniciales. Se piensa que el diseño original se hizo con demasiada luz, es decir, el arco central era demasiado grande, lo que provocó problemas de estabilidad que se alargaron durante toda la Edad Media. Los romanos eligieron este lugar para realizar tan importante obra de ingeniería, y esa decisión ha afectado en la vida de miles de personas a lo largo de la historia, ya que ha sido éste, durante cientos de años, el único paso del río Miño en varios kilómetros arriba y abajo. El Puente Romano, que es uno de los principales símbolos de la ciudad, ha recibido diversos nombres como Ponte Vella, Ponte Maior o simplemente A Ponte. Su importancia es tal que aparece en el propio escudo de la ciudad. Se cree que se comenzó a construir en el siglo I en los tiempos de Trajano, aunque según otros sería en tiempos del emperador Augusto. De su fábrica original se conservan apenas algunas piedras en la base. Luego, en el siglo XII, fue reconstruido, de ahí esos arcos apuntados y las rampas, pero los problemas constructivos fueron definitivamente solventados en el siglo XVII. El puente tuvo una torre que fue demolida en el siglo XIX, pero ha permanecido viva gracias a que se encuentra en el escudo de la ciudad. Otros datos sobre el puente nos dicen que la clave está a 38 metros sobre el nivel del río, que hasta la construcción del Puente Nuevo fue el único paso en kilómetros aguas arriba y abajo, aunque anexo a él había un paso para barcas conocido como “Porto Auriense”.

Logo-1


Ver Puente Romano en un mapa más grande