Categorías

Ribeiro, legado del pasado y apuesta del futuro

Amara Castro Cid
Fotografía: Pío García

O Ribeiro

En una comarca que ha sabido aprovechar el legado del pasado para apostar fuerte por el futuro, encontramos uno de los cinco vinos con denominación de origen de Galicia, el pionero de esta denominación en la comunidad gallega: el vino de Ribeiro, que se caracteriza por sus aromas afrutados con originales toques vegetales y por su gran cuerpo en cualquiera de sus múltiples variedades. A lo largo de una extensión de unas tres mil hectáreas de terreno, en el sur de la provincia de Ourense, viñedos y bodegas cubren el paisaje marcado por los cauces del Miño y de tres de sus afluentes: Avia, Arnoia y Barbantiño.

O Ribeiro
Monasterio de San Clodio

Hoy en día, es de conocimiento generalizado el valor del vino de Ribeiro, pero esta estima viene heredándose, desde hace siglos, de generación en generación. A través del testimonio del geógrafo e historiador griego Estrabón, se sabe que ya los romanos llegaron a obsequiar a los emperadores agasajándolos con vinos de la zona. Reyes y nobles de toda Europa, desde la Edad Media, regaban sus celebraciones con esta apreciada bebida. La ubicación en el camino de Santiago y el impulso propiciado por el Monasterio de San Clodio, fueron factores determinantes en su expansión, siendo los judíos ubicados en Ribadavia los principales responsables de su comercio en el resto de Europa. Incluso parece estar documentado que fue el primer vino en llegar al continente americano pues sería el propio Cristóbal Colón quien lo introdujo en el Nuevo Mundo. Así pues, con una cultura vitivinícola tan arraigada en estas tierras, no es de extrañar que el vino de Ribeiro posea la denominación de origen más antigua de Galicia.

Castrelo de Miño

Desde explotaciones vitivinícolas de carácter familiar hasta bodegas con interesantes planes de expansión internacional participan en una producción que se caracteriza por ser, a la vez, moderna y respetuosa con la tradición. Surge así un vino de raíces centenarias que se proyecta hacia el futuro siendo cada vez más apreciado en la nueva cocina internacional.

Ribeiro
Ribeiro

Algunas de las variedades de uvas empleadas para su cuidada elaboración son: treixadura, torrontés, o loureira, en blancas, y brancellao, o caiño, en tintas. El vino blanco, fresco, sutil y aromático, representa más del ochenta por ciento de la producción.  El tinto, intenso y con personalidad propia, está generando un aumento en su producción debido al crecimiento de su demanda. No podemos dejar de mencionar, además, el vino tostado, ya que debido a su escasa y compleja producción, se trata de una dulce joya enológica digna de ser degustada por los paladares más exigentes.

Ribeiro

Para los amantes del enoturismo, existen varias rutas establecidas destinadas tanto al disfrute del paisaje como a profundizar en el conocimiento de la elaboración de los vinos de la zona. Visitar alguna bodega, pasear por las históricas callejuelas de Ribadavia, recorrer los claustros del convento de San Clodio, o dejarse llevar por paisajes fluviales salpicados de terrazas con viñedos centenarios, son algunas de las muchas opciones que nos ofrece la zona. La Ruta do viño do Ribeiro también se puede realizar en tren, con salida desde Ourense, pues está incluida en el catálogo de trenes turísticos de Galicia.

Puente de San Clodio

El agua y la tierra confluyen en la cuna del Ribeiro, donde olores y colores para todos los gustos se dan cita en un amplio abanico de posibilidades: descanso, historia, cultura, gastronomía,… y, claro, ¿cómo no?, vino, mucho vino. Por ello, lo mejor de este reportaje, es justamente lo que no se puede incluir en él: el sabor de una copa de Ribeiro, especialmente cuando se paladea en buena compañía.

Ribeiro