A quién no le apetece escaparse a Galicia. Disfrutar de su cultura, de la hospitalidad de sus gentes, de la variedad de sus entornos naturales, de su costa salvaje, de sus rías y de su historia y cultura.