Las noches comienzan a ser más largas que los días, la luz más tenue, las temperaturas descienden al esconderse el sol. Las hojas de los árboles se amarillean y caen formando una colorida alfombra sobre los suelos. Llegan también las primeras lluvias.