Ubicada en la Plaza del Corregidor, en pleno centro histórico de la ciudad encontramos esta estrecha capilla de estilo neogótico construida en 1897 por Antonio Crespo.