Categorías

A veces, el mar y la tierra juegan a construir castillos en la arena, como niños en la playa. A veces la tierra y el mar se funden en un abrazo y se hacen puente. Aquí, sobre esta ría de Ribadeo que se disfraza de marisma, el puente es camino y esfuerzo, es horizonte de aguas bravas y vegas...

Hubo un tiempo en que no había más allá. Un tiempo en que los mares eran terra incognita, morada de dragones y bichas de mágicos poderes, y los océanos se vertían en el vacío por inmensas cascadas atronadoras.

Hay caminos que hunden sus raíces en las brumas del tiempo. Senderos trazados por millones de pies, grabados en la tierra con esfuerzos y sudores milenarios. Hay caminos que siempre han estado ahí, como este que hoy vas a iniciar: la antigua Vía de la Plata, la Bal’latta musulmana, la vía empedrada que ya en tiempo de los romanos...

Dudas, cómo no. ¿Por dónde entrar en Galicia desde Portugal? ¿Por la costa, por el soberbio estuario del río Miño, el padre reconocido de todos los gallegos, allá en A Guarda, a la sombra imponente del castro de Trega? ¿Por Tui, la catedral fortaleza, la ciudad episcopal que resistió a los normandos y se hizo irmandiña?

A veces recorremos mil kilómetros para buscar lo que tenemos al lado de casa. Una y otra vez, buscamos la excelencia en el otro extremo del mundo sin sospechar que, en realidad, está muy cerca.

Muy visitado por los turistas que se acercan a Cenlle (Ourense), este pazo perteneció en el pasado a una de las familias más poderosas de la comarca de O Ribeiro. Construido con perpiaño, el conjunto arquitectónico cuenta con forma de U y está rodeado de murallones.

Cuando necesito escapar de la rutina busco un lugar que consiga devolverme la calma. Un lugar que despierte mi curiosidad y me sirva de vía de escape. Los que vivimos en pleno ajetreo de una gran urbe somos afortunados, sobre todo si tenemos la paz a la vuelta de la esquina. Galicia es así. Todo lo que se busca,...

El edificio consta fundamentalmente de dos partes: la torre y la casa. Como es habitual en los Pazos propios de Galicia, también dispone de una capilla y de los anexos propios de sus orígenes, como la casa del servicio o de los caseros.