Categorías

A 603 metros Sobre el nivel del mar se encuentra este santuario. Se trata de un sencillo ejemplar del barroco gallego del siglo XVIII que todavía tiene sin terminar una de las torres de la fachada principal. Más que por su interés arquitectónico destaca por ser un lugar de peregrinación debido a los milagros que la tradición atribuye a...

A una altura de 319 metros, en un pequeño montículo en donde resisten los restos de un asentamiento castrense, se instaló este mirador para poder observar la maravillosa vista que forman los Cañones del Sil. Desde este se puede apreciar el gran valle que alberga el embalse de San Esteban.

Sobre una gran roca de 627 metros conocida como O Castillo que se eleva por encima de los demás accidentes geográficos y que presenta un grandísimo desnivel se habilitó en 2001 este mirador que ofrece unas vistas estupendas de la zona de los viñedos, además de los frondosos bosques que dominan la orilla de Ourense. En sus cercanías encontramos...

Desde este mirador se divisan en la otra orilla del río los municipios ourensanos de Castro Caldelas y Parada do Sil. En este último, se encuentra el Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil cuyo campanario se aprecia perfectamente. A la izquierda se puede ver también el santuario de Cadeiras.

Este mirador permite apreciar uno de los pocos puntos del Cañón del Sil en el que ambas riberas presentan una fisonomía semejante. Desde aquí se observa la central hidroeléctrica de Meixide, en la ladera ourensana.

Este mirador nos ofrece una impresionantes vistas del Sil que permiten apreciar la profundidad e inclinación de los cañones. Además, desde allí se puede divisar el cultivo de la vid tan típico de la zona.

En plena Ribeira Sacra se encuentra este mirador que, sobre una plataforma artificial, nos permite abarcar unas espectaculares vistas de los cañones del Sil. En épocas de lluvia se pueden llegar a ver en la orilla de enfrente fabulosas cascadas .

A pocos metros del Santuario de Cadeiras, se localiza este moderno mirador acondicionado para observar un espectáculo natural que incluye las paredes verticales de Parada de Sil y parte del valle de Castro Caldelas. Es muy probable que estas vistas les dejen sin aliento. Hagan la prueba.

A 609 metros de altura, muy cerca de las bodegas milenarias de Vilachá de Salvadur, se encuentra este mirador sobre el río Sil. Tras su rehabilitación en el año 2012, un espectacular balcón de madera y cristal nos permite vivir la sensación de estar volando sobre el gran valle del Sil. Una experiencia inolvidable.