El monasterio benedictino de San Xulián de Moraime, constituyó el centro religioso más influyente de la Costa da Morte ya que, hasta finales del siglo XV en que su poder quedó supeditado al del cenobio compostelano de San Martiño Pinario, funcionó de manera totalmente independiente. Su primera mención documental data de 1095, fecha en que